El golpe final a Messi: Florentino Pérez tiene un as en la manga

El Real Madrid prepara una inversión bomba

Ansumane Fati se ha convertido en una de las grandes sorpresas, si no la que más, en este arranque de curso en la Liga Santander. A sus apenas 16 años, ya se ha hecho un nombre en España y la gente alucina con la irrupción de un futbolista que reúne todas las condiciones necesarias para triunfar. Nacido en Guinea-Bissau, su impacto ha sido tan grande que la Federación Española ya se mueve para nacionalizarle.

Y es que hacía muchos años que no salía un futbolista así. Con tanto talento, tanto descaro, tan atrevido y tan joven. Concretamente, desde Bojan Krkic, y salvando las distancias, pues al serbio-catalán le costó más hacerse un hueco y tardó bastante en sumar titularidades y gol. Ya es la joya de La Masía y se hace difícil pensar que, si sigue a este nivel, vaya a regresar al filial y, mucho más difícil de imaginar, al Juvenil A de Víctor Valdés.

Ya sorprendió en los pocos minutos que estuvo sobre el terreno de juego contra el Real Betis y ante Osasuna cambió el partido, convirtiéndose en el jugador más joven de la historia culé en marcar un gol. Y ante el Valencia no solo fue titular, si no que en seis minutos ya había marcado y había dado una asistencia tras una jugada sensacional. Y su partido no se quedó allí, pues siguió encarando, disparando y mostrando que ha llegado para quedarse.

Fati ha pasado de desconocido a estrella y ha nacido con don. Tal ha sido su impacto, que los aficionados ya piden que se le haga ficha del primer equipo y se le renueve el contrato, que tiene una apetecible cláusula de rescisión de 100 millones de euros. Si sigue en esta línea, está claro que es una cantidad que se queda muy corta y que es prácticamente irrisoria.

De hecho, Florentino Pérez ya tiene su nombre en la agenda. Lo que sería un duro golpe, por no decir letal, para el Barça y para Leo Messi, que bendice al que parece que será su sucesor.