Griezmann puede estropear un fichaje bomba del Real Madrid

Simeone quiere dar la sorpresa

Este año ha sido fulminante para el Atlético de Madrid, luego de tanto trabajo para el armado de un equipo que estaba logrando competir con el Real Madrid y el Barcelona, empezaron las salidas de figuras rutilantes del plantel. Uno de los golpes más fuertes que se presentaron fue el de Diego Godín, capitán histórico de la institución y el máximo representante de esa filosofía aguerrida de Simeone que tantos beneficios generó.

Cuando parecía que todo se estaba estabilizando, Griezmann anunció que su ciclo estaba cumplido dentro del equipo y que buscaría nuevos horizontes, noticia que cayó como una bomba a todo el cuerpo técnico y la presidencia. Es evidente que esta baja provoca una pérdida de jerarquía enorme, por esa razón, los rojiblancos buscarán a una estrella que tenga un peso similar.

Contra todo pronóstico, el Atlético de Madrid se lanzará por el fichaje de Pogba, quien tuvo una temporada de altibajos en el Manchester United que, solo después de la salida de José Mourinho se pudo estabilizar. El francés no cree que la Premier League sea su campeonato predilecto y las estadísticas lo demuestran, porque a su salida de la Juventus de Turín no tuvo un rendimiento positivo.

Los principales interesados hasta las últimas semanas eran el Real Madrid, PSG y la Juventus, pero Simeone no quiere quedarse fuera de la disputa de los grandes. El precio de Pogba sería de al menos 100 millones de euros, cantidad que los colchoneros obtendrían del pago de la cláusula de Griezmann que está cerca de finiquitar con el Barcelona.

Para cerrar de buena manera esta operación, se requiere que la presidencia de los atléticos establezca un nuevo proyecto, el cual tenga una visión clara de desarrollo a corto plazo, evitando así que se corte la progresión por una salida masiva de exponentes en un mal momento.