James Rodríguez está en un intercambio de cromos galáctico

No es para el PSG.

El Madrid de una forma u otra se frota las manos cuando ve como el valor de James Rodríguez sigue en ascenso con el rendimiento exhibido hasta ahora en la Copa América, la Selección Colombia está siendo uno de los mejores equipos del torneo gracias a la conducción del zurdo, porque sabe leer los momentos del partido como si se tratara de una película que ha visto varias veces en el pasado.

Florentino Pérez intentó por todos los medios que Zidane considerara al colombiano para la pretemporada y que, a partir de lo mostrado en ese momento, tomara una decisión final, sin embargo, el francés se ha mostrado firme al indicar que no tiene en sus planteamientos a un jugador con sus características.

Este escenario parecía favorecer al Nápoles de Carlo Ancelotti, principal interesado en fichar a James para luchar la Serie A italiana, pero se produjo un cambio de planes por parte de la dirigencia merengue que perjudica a los italianos.

Florentino al no poder retener a James, decidió aprovecharlo como moneda de cambio en un club que tenga algún jugador que 'Zizou' desee. La obsesión de Zidane después de Eden Hazard es Sadio Mané del Liverpool, por quien se ofrecería al colombiano más 50 millones de euros. El muro para alcanzar esta contratación tiene nombre y apellido, Jürgen Klopp, con quien el senegalés tiene una relación casi de padre a hijo y será difícil que tome una decisión sin la aprobación del alemán.

Se descartó que James fuera al PSG por la imposibilidad de hacer un trueque por Kylian Mbappé, a quien los parisinos han logrado calmar después de las amenazas de marcharse que hizo al finalizar la temporada. Se complicó aún más la venta ahora que el Barcelona puede llevarse a Neymar. El destino de James Rodríguez está donde haya un jugador que interese al club blanco.