Jovic llega al Real Madrid con un problema (y es de los gordos)

Lío con el serbio

El fichaje de Luka Jovic por el Real Madrid está completamente cerrado. Tras dar por finalizada la temporada, el Eintracht Frankfurt ya negocia con Florentino Pérez el pase de su jugador estrella.

Las bases del acuerdo están puestas y solo queda cerrar los últimos flecos. El traspaso se podría hacer oficial esta misma semana y se estima que costará entre 60 y 70 millones de euros.

El atacante serbio cubrirá el hueco que dejará Mariano Díaz con su previsible marcha. El hispano-dominicano no ha cumplido con las expectativas y saldrá tan solo un año después de su regreso al Santiago Bernabéu.

Jovic será el complemento de Karim Benzema, al que Zidane considera intocable. Será su recambio e incluso podrían jugar juntos en más de una ocasión, pero su contratación sería con vistas a largo plazo, cuando el galo ya no tenga tanta gasolina.

Luka llega con un gran cartel después de su magnífica temporada en Alemania. 27 goles y siete asistencias ha sumado, ayudando al Eintracht a realizar una campaña histórica, llegando a semifinales de la Europa League, y siendo apeados en penaltis por el Chelsea, y acabando a solo cuatro puntos de entrar en Champions League.

El ariete de 21 años era pretendido por clubes como Bayern de Múnich, Borussia Dortmund, PSG o incluso el Barça. Pero llega con un problema serio, además de su inexperiencia en la élite, puesto que jamás ha jugado la Copa de Europa.

Y ese, según Paco Alcácer, es que no es un punta de referencia. Así lo afirmó el actual futbolista del Dortmund en una entrevista, al ser cuestionado por el balcánico, al que ha podido ver jugar de cerca en la cancha.

‘’Es muy buen jugador. Es mi opinión, pero no lo veo como delantero centro. Es más de venir a recibir, a combinar, más mediapunta. Sería un estilo Rodrigo Moreno en su posición, con sus mismas cualidades. Es un jugador joven con mucha proyección’’ espetó el internacional español.

Habrá que ver como rinde.