Leo Messi se planta en el Betis-Barça: “¡Esto o se va!”

Los azulgranas ganaron, pero no convencieron.

Lionel Messi se siente extenuado de tener que ir solo contra el mundo desde hace varias temporadas. En el Betis-Barça se plantó y puso sus condiciones para terminar con los desajustes dirigenciales que viene sufriendo. La tensión no parece reducirse en lo más mínimo con los últimos eventos, de hecho, escala a un nuevo nivel que va llevando todos los finales a una explosión irremediable.

El crack argentino sabe que tiene más poder que ningún otro jugador en la historia del club y hoy más que nunca es necesario en el proyecto.

Después del encontronazo en redes que se produjo entre Messi y el director deportivo, Éric Abidal, al argentino le molestó que Josep Maria Bartomeu se reuniera con el francés para respaldarlo. Un movimiento en falso que provocó la petición del ‘10’.

El rosarino ha pedido la salida de Bartomeu o se irá del club. Como mínimo quiere que se hagan elecciones para cambiar de presidente cuanto antes. Hace unos años Messi pensó en salir de la institución culé: «Tuve en la cabeza largarme. No por el Barça, sino por querer irme de España. Me sentía muy maltratado y no quería seguir más acá», decía el zurdo, aunque esta vez si sería por el Barça

El punto límite de Messi

El riesgo del Barcelona con su estrella está en su punto máximo, pues la incomodidad directa con el club nunca había sido expuesta por el propio jugador. Varios medios cercanos a equipos grandes, entre ellos el del Manchester City, han confirmado que están atentos a la situación para hacer una oferta por el 6 veces ganador del Balón de Oro. 

La tarea para todo el mundo culé es calmar a Messi y convencerlo de que el proyecto por el que se apuesta es realmente ganador. Para esta ocasión, como en muchas otras, el tiempo no es un aliado.