Llama al Barça. Quiere ser el suplente de Luis Suárez (y es galáctico)

Sorpresa mayúscula en el Camp Nou

Edinson Cavani tiene más que decidido abandonar el Paris Saint-Germain este verano. Seis años después de su fichaje, a cambio de 62 millones de euros al Napoli, el uruguayo tiene claro que está ante la última oportunidad de firmar un gran contrato con un equipo que le permita conseguir su objetivo: ganar la Champions League.

Su rendimiento en la Ligue 1 ha sido sensacional, pero no han podido extender su dominio a Europa. Tras la llegada de Kylian Mbappé y Neymar Junior, ‘Edi’ ha pasado a tener un papel más bien secundario, lo que no le gusta ni un pelo, y su función ahora es trabajar para que los extremos metan los goles decisivos.

A sus 32 años el ex del Palermo quiere probar fortuna lejos del Parque de los Príncipes, si bien ahora mismo está concentrado en la Copa América, siendo, junto a Luis Suárez, la gran estrella de la selección de Uruguay, que el sábado se mide a Perú en los cuartos de final de la Copa América, en la que encabeza la lista de máximos goleadores junto a su compañero de ataque y otros como Philippe Coutinho, Alexis Sánchez, Duván Zapata, Eduardo Vargas o Darwin Machís, con dos dianas.

Y pronto podría compartir vestuario con ‘Luisito’ también en el Barça, pues esta semana no dudó en ofrecer sus servicios a través de su íntimo amigo. No le importaría ser suplente, siempre y cuando tenga un mínimo de minutos garantizado, ya que cree que en el Camp Nou podría engrosar su palmarés y cobrar el mismo sueldo que percibe en el PSG.

Una opción que en Barcelona no ven con malos ojos, ni la plantilla ni Ernesto Valverde, pues Cavani traería consigo experiencia, goles y capacidad de sacrificio. Eso si, ni se plantean ofrecer un dineral por un futbolista que acaba contrato el año que viene. No pasarán de los 25-30 millones de euros.

¿Aceptarán los galos?