Mauricio Pocchettino se lleva a una estrella en la agenda del Real Madrid

El Tottenham está en la 'pole position'

El Tottenham ya se prepara para el mercado de fichajes. Mauricio Pocchetino ha pedido la llegada de varias estrellas, después de un año entero sin fichar debido al enorme gasto que ha supuesto la construcción del nuevo estadio.

Y entre las prioridades del técnico argentino está su compatriota Giovani Lo Celso, futbolista del Real Betis Balompié, y una de las grandes estrellas de La Liga Santander, en la que ha acumulado nueve dianas y cinco asistencias pese a jugar alejado del área rival.

Unas estadísticas aún más notables si le sumamos los cinco goles de la Europa League y los tres conseguidos en Copa del Rey, además de una asistencia. Una temporada de ensueño para el canterano de Rosario Central, que por fin se ha consolidado en la élite.

Y es que el PSG le reclutó muy joven, con solo 20 años, y, pese a que dejó pequeñas muestras de su enorme calidad, jamás pudo asentarse en el Parque de los Príncipes, donde tampoco tuvieron paciencia con él.

Unai Emery le crucificó tras un partido ante el Real Madrid, en el que jugó como pivote defensivo, una posición que no es la suya y en la que se le vio muy nervioso y desubicado. Pese a todo, tampoco lo hizo mal. Tras la marcha del vasco, llegó Thomas Tuchel, que le abrió las puertas de salida, aunque no contara con muchos jugadores para esa demarcación. Un error histórico.

El Betis le acogió como cedido y tal ha sido su impacto que no ha dudado ni un segundo en hacer efectiva la opción de compra de 25 millones de la que disponía. Por lo tanto, ya es, a todos los efectos, propiedad del club verdiblanco, que estudia traspasarle viendo las ofertas que le llegan.

El internacional argentino tampoco descarta salir tras la marcha de Quique Setién y la no clasificación para competiciones europeas. Actualmente concentrado en la Copa América, no decidirá su futuro hasta la conclusión del torneo. Y hay tres grandes interesados: el Real Madrid, el Atlético de Simeone y el Tottenham, que lo quiere como relevo de un Eriksen que apunta, precisamente, al Santiago Bernabéu.

Los ‘spurs’ ya ofrecieron 50 millones la semana pasada, una oferta que fue desestimada. Por ello, ahora la han incrementado hasta los 70, cerca de los 80 que piden por él en el Benito Villamarín.

Caliente, caliente.