Máxima tensión, otro crack choca con Zidane: ¡No lo quiero, tiene que irse!

Condición del entrenador a Florentino Pérez

Quizá más lentamente de lo que a Zinedine Zidane le gustaría, pero la operación salida del Bernabéu empieza a coger forma, a la salida inminente de Gareth Bale, el gran problema para Florentino Pérez, se le añaden otros descartes de Zizou, que comienzan a resolver su futuro, lejos de Concha Espina.

El galés era el principal escollo para cuadrar el plantel, toda vez que está apartado del equipo y su salida es la auténtica prioridad del míster galo con el fin de construir un vestuario en buena sintonía, sin malas vibraciones. Con el británico en el disparadero, toca aligerar otras piezas que, aunque menos complejas, también suponen un enquistamiento en el grupo.

Una de ellas es James Rodríguez, por el que se trata de cerrar un acuerdo económico con el Atlético de Madrid, club que está empeñado en hacerse con sus servicios, pero a la vez se mantiene otra puerta abierta por si pudiese entrar en los planes de una última operación de altura de Florentino Pérez, en Inglaterra, ya sea con el Tottenham o el Manchester United. Sin embargo, el cafetero tiene buen cartel y es cuestión de tiempo que se concrete su salida.

James y Zidane, en el Madrid

La otra pieza es la de Dani Ceballos. El Madrid quiere venderlo a los Spurs, pero el jugador cree que puede aún triunfar en el Real Madrid y solo aceptará una cesión. Los de Londres descartan esa posibilidad y es otro club vecino, el Arsenal, quien sí está interesado en una cesión con opción a compra. En este sentido y a estas alturas de la temporada, Zizou le ha comentado a su presidente que acepte la oferta gunner, porque no quiere al sevillano en el grupo.

Dani Ceballos, de blanco la pasada campaña

Florentino Pérez, que anda detrás de Christian Eriksen y Paul Pogba –más si cabe tras comprobar en la derrota ante el Bayern que el Madrid sufre mucho en las transiciones, donde el medio del campo se rompe con facilidad-, intenta una última estratagema, al estilo James, que incluya al exbético, pero de no conseguirlo, esta semana aceptará la opción del equipo de Unai Emery, que le ha prometido minutos y responsabilidad.