Messi avisa a un recién llegado al Barça: ‘Aquí no te queremos’

El argentino corta una cabeza

En el Barça no cuentan con Moussa Wagué. Y así se lo ha hecho llegar Leo Messi, que no ha tenido ningún reparo a la hora de decirle que lo mejor que puede hacer es comenzar a buscarse un equipo de cara a enero, sabiendo que permitirán su marcha en forma de cesión o en un traspaso a un precio asumible, pero siempre con opción de recompra o el porcentaje de una futura venta.

El senegalés fue reclutado el verano pasado, tras protagonizar un buen Mundial de Rusia con su selección. Rápidamente llamó la atención de los ojeadores culés, que no dudaron en aconsejar la inversión de cinco millones de euros a su club, el KAS Eupen belga, para hacerse con sus derechos. Y lo enviaron al filial, para que pudiera adaptarse al club, a la ciudad y al idioma.

Y rápidamente se hizo con un puesto en el once titular. Tan buenas sensaciones dejó que Ernesto Valverde le llamó en más de una ocasión para entrenar con el primer equipo e incluso tuvo el privilegio de jugar varios encuentros oficiales, sobretodo, de Copa del Rey, y alguno que otro de Liga Santander, cuando ya estaba encarrilada. Y lo cierto es que no se desempeñó mal, por lo que fue llamado para hacer la pretemporada.

Pero en los amistosos ya comenzaron a haber dudas sobre su nivel. Y se han acabado de consolidar en los entrenamientos. Físicamente es un portento, pero técnica y tácticamente no está al nivel de las exigencias. Y más, en un puesto tan importante como es el lateral diestro. Wagué aún no ha jugado esta temporada y no lo hará salvo sorpresa mayúscula.

Además, Messi ha pedido la incorporación de un lateral diestro de primer nivel, ya que Nelson Semedo tampoco le convence. Y, en caso de llegar otro jugador más, el ‘16’ sería el sacrificado y tendría que hacer las maletas.

Será lo mejor para él.