Messi le echó del Barcelona y su carrera se arruinó

Iba para estrella pero acabó estrellado

En la vida hay que llevarse bien con el que manda. Siempre. Da igual si te cae mejor o peor. Pero el que tiene el mando es el que tiene el poder. Y por eso es bueno tener una buena relación. Ya sea tu jefe, tu hermano mayor o tu profesor de universidad. Si hay que hacer la pelota se hace. En su justa medida. Pero muchas veces debemos tragarnos nuestro orgullo.

Iker y Mou

Que se lo digan a los compañeros de Leo Messi. Corre la leyenda negra de que Messi es duro cuando un jugador del segundo equipo llega a entrenar con los mayores. No les da ni media oportunidad de acercarse a él. Y con balón les destroza. Es el reino de Leo Messi y en su reino se hace lo que él dice. Por eso es el mejor jugador del mundo. Su zurda, sus normas. Nadie destaca más que él.

A su lado hemos visto como Pinto se pasaba años en Barcelona de semi vacaciones. Siendo el mejor amigo de Leo Messi el ex Zamora con el Celta de Vigo vivió unos años de ensueño en el F.C Barcelona. Jugando solo partidos de Copa del Rey, recuerden aquel gol de Cristiano en el descuento con José Mourinho en el banquillo. Leo Messi tenía a Pinto como su protector en el vestuario, y el gaditano se ganó a pulso ese puesto apartando a quien molestase a La Pulga.

Corría el año 2007 y el F.C Barcelona estaba en reconstrucción. Leo Messi aún no era el Messi que ahora todos conocemos e irrumpió la figura de Bojan Krkic. Joven, escurridizo, con desparpajo. Fue el jugador más joven en marcar con la elástica del F.C Barcelona en un partido de liga. Por delante de Leo Messi. Eso escuece.

Bojan y Leo

Bojan hizo un primer año muy bueno, con 10 goles, y esas cifras parecían acercarle al Olimpo de los elegidos. Nada más lejos de la realidad. Un mal segundo año, con menos protagonismo desde la llegada de Pep Guardiola, hizo que el delantero de origen serbio fuera jugando cada vez menos. Además su relación con Messi no era la mejor y el jugador argentino recomendó su salida del club a su entorno más cercano. Era un mensaje claro. Messi ya estaba construyendo su reino.

Y Bojan se fue a La Roma. A partir de ahí el deambular ha sido constante sin llegar a triunfar en ningún equipo. El Deportivo Alavés le dio otra oportunidad en el fútbol español pero no pudo aprovecharla y de vuelta a Stoke, esta misma mañana su contrato fue rescindido.

Suena para la MLS, con 29 años. Tenía una carrera prometedora. Pero sus propios miedos y su mala relación con Leo Messi le llevaron a dejar el camino para el que estaba destinado. Nadie juega en el reino de Leo sin que el argentino quiera. Solo se baila cuando él pone la cumbia. Bojan quiso bailar en solitario. No encontró el paso.

Bojan banquillo