Messi le traicionó. Y se venga negociando con Zidane (y no es Dybala)

Un crack se la jugará al Barça

Fabián Ruiz ha sido uno de los grandes protagonistas en las últimas semanas, merced a su sensacional rendimiento con la selección española sub 21, con la que se ha coronado campeón del Europeo, siendo, además, elegido MVP del torneo, y con el Napoli en el tramo final de temporada.

Formado en el Real Betis, tuvo que superar una cesión en el Elche para poder regresar al conjunto hispalense. Allí, con Quique Setién en el banquillo, acabó de consolidarse en la élite y explotó del todo, ofreciendo un rendimiento excelso, lo que llevó al cuadro de Carlo Ancelotti a depositar su cláusula de rescisión, de 30 millones de euros.

En San Paolo le costó hacerse un hueco, pues comenzó jugando pegado a banda, lejos de su demarcación ideal, la de interior, en la que puede exhibir su visión de juego, su notable técnica, su potente zancada, su gran recorrido y, en especial, su gran golpeo de balón.

Tras los primeros meses de aclimatación, acabó de explotar en enero, justo cuando Marek Hamsik fue traspasado a China, lo que le permitió actuar en su posición natural. Y tal ha sido su nivel en los últimos meses de la competición que ha sido elegido en el once ideal de la temporada.

Su gran progresión y su asequible precio, unos 50 millones, han llamado la atención de Florentino Pérez, que le contempla como alternativa a los fichajes de Paul Pogba, Christian Eriksen o Donny Van de Beek, para reforzar una medular en la que habrá salida, como la de Dani Ceballos, íntimo amigo de Fabián.

Una opción que el de los Palacios ve con buenos ojos, siempre y cuando le garanticen continuidad. Así, mataría dos pájaros de un tiro, pues daría un salto en su carrera y se vengaría del Barça, que le rechazó en 2017, cuando fue ofrecido a cambio de un ‘kilo’.

Messi no dio el OK a su llegada, el Barça paralizó las negociaciones y Quique Setién se lo quedó en el equipo. 

El resto es historia…