Messi lo echa del Barça. Y ya tiene destino (y no es Dembélé)

El capitán baja el pulgar

Leo Messi ha dado la orden de buscarle destino a Nelson Semedo. El portugués ya estuvo cerca de salir hace pocas semanas, pero finalmente se optó por retenerle, y darle la oportunidad de ser titular para demostrar su valía, ya que creían que no le habían dado suficientes oportunidades para juzgarle. Así pues, no se fichó a nadie y se optó por devolver a Sergi Roberto al centro del campo y ascender al joven Moussa Wagué, del filial.

Y en las primeras semanas de temporada, el ex del Benfica, por el que se pagaron 35 millones de euros, ha decepcionado. Su rendimiento no ha estado a la altura de las expectativas, ofreciendo muy poco en ataque y siendo muy poco expeditivo en defensa. No ha dado la talla como para ser indiscutible y creen que, con él en el once titular, no se puede ganar una Champions League.

Motivo por el cuál el argentino, respaldado por otros pesos pesados del vestuario, le ha colgado el cartel de transferible, lo que dejaría dinero en las arcas y espacio en la plantilla para lanzarse a por un jugador para ese puesto que agrade mucho más, como Héctor Bellerín, Joshua Kimmich o Trent-Alexander Arnold, solo por mencionar algunos.

Eso si, tampoco regalarán al internacional luso, que no se ha devaluado tanto. Por ello, reclaman cerca de 40 ‘kilos’, una cantidad a tener en cuenta. Pero parece que el Paris Saint-Germain estaría muy interesado en él. Aunque, eso si, sería una operación paralela a la de Neymar Junior. Tras la marcha de Dani Alves, Thomas Meunier y el joven Colin Dagba se han quedado como únicos laterales diestros, por lo que Thomas Tuchel ha pedido su llegada.

Una posibilidad muy real. Todas las partes ven con buenos ojos el movimiento. Y, por si las moscas, en el Parque de los Príncipes ya tienen un ‘plan B’: Kevin Malcuit, del Napoli de Carlo Ancelotti e Hirving ‘el Chucky’ Lozano.

Caso abierto.