Messi lo sabe quién son: “Llegaban borrachos al entreno del Barça”

Tremendo escándalo en el Camp Nou

El escándalo que ha desatado el futbolista bielorruso Aleksander Hleb en el seno del FC Barcelona tras confesar que Ronaldinho y Deco fueron despachados del equipo azulgrana debido a que "llegaban borrachos al entreno del Barça" y no querían desde el club que fuesen una mala influencia para Leo Messi.

Algo que ha provocado que el propio crack del conjunto catalán haya tenido que llamar a uno de los antiguos directivos de la entidad catalana para saber si eso era cierto y la respuesta no ha gustado al argentino, quien ha sabido que la respuesta era afirmativa. 

Lo curioso del caso es que el jugador bielorruso que llegó al Barça procedente del Arsenal por petición de Pep Guardiola no estaba en el club cuando sucedió lo que supuestamente dice que pasó en los entrenamientos. El centrocampista todavía no era jugador azulgrana cuando salieron de la entidad azulgrana tanto Ronaldinho como Deco.

Lo cierto es que tras su salida se desató el nivel futbolístico de Leo Messi y eso que se quedó en el equipo un jugador que también había sido descartado por Pep Guardiola: Samuel Eto'o, aunque el delantero camerunés era por otros motivos más relativo a lo deportivo y la idea de juego que tenía en mente el actual entrenador del Manchester City.

Desde el club siempre se ha intentado proteger al máximo la figura de Leo Messi y es por ello que todo futbolista que le ha hecho sombra o ha podido ser mala influencia en algún momento ha sido descartado por el club y enviado a otro sitio.

 

La lista es larga y empezó con Ronaldinho y Deco pasando por el delantero sueco Zlatan Ibrahimovic y acabando con el colombiano Yerry Mina, quien no vieron en el club que aportara cosas positivas a nivel profesional al argentino.