Messi no lo quería y el Barça lo deshecha (y no es Rodrigo)

No dio el OK

Jorge Mendes quería hacer el negocio del año en Barcelona a costa del FC Barcelona. El célebre representante de jugadores estaba en el club catalán para intentar meter en la operación de Rodrigo Moreno al centrocampista portugués Bruno Fernandes.

El jugador del Sporting de Portugal había sido rechazado por el Real Madrid en los últimos meses para ocupar un puesto en el centro del campo, algo que estaba reclamando Zinedine Zidane, sin embargo, el francés, aunque valoró la calidad de Bruno Fernandes, solo quería tener en la plantilla a Paul Pogba o como mucho Donny Van de Beek.

Ante eso, Jorge Mendes vio la posibilidad de colocarlo en el Barça, sobre todo teniendo en cuenta que Ivan Rakitic o Arturo Vidal podían salir en breve, e intentó que el conjunto catalán lo fichara por 55 millones de euros y lo cediera al Valencia. Sin embargo, parece que el Manchester United se entrometió y subió su oferta inicial de 50 millones de euros por Bruno Fernandes a 65 millones de euros, imposibilitando así la operación de Rodrigo con el Barça.

No obstante, no es la única versión que existe sobre el fracaso del fichaje de Bruno Fernandes por el FC Barcelona. Y es que parece que el centrocampista portugués no acababa de convencer a los pesos pesados del vestuario azulgrana, Messi entre ellos, debido a que su juego estaba basado esencialmente en un golpeo de balón de primerísimo nivel y poco más.

Messi parece que no quería competencia en las faltas y no creía que Bruno Fernandes tuviera el nivel necesario para mejorar el centro del campo del Barça y por ello el portugués no acabó llegando a Barcelona. Sus 20 goles por temporada jugando de centrocampista tendrán que buscar otro destino porque parece que en la ciudad condal le han dado la misma respuesta que le dio Zidane: "Este no es tu sitio".