Messi no sabe dónde meterse: el as en la manga de Florentino Pérez

Y es bestial

A la concentración de la selección de Argentina ha llegado información sobre un movimiento que está haciendo el Real Madrid. Ángel Di María habría confirmado a sus compañeros de la albiceleste que antes de que acabara la temporada viajó a París un emisario que se dedicaba al mercado internacional cuando él estaba en el club y todavía sigue haciendo ese trabajo para el conjunto blanco, y por lo que pudo saber Di María no era para hablar con Neymar.

Esta semana se ha podido ver en algún medio de comunicación a ese mismo emisario en París, por lo que Di María ha avisado que posiblemente esté muy cerca de fichar a un Kylian Mbappé que acabó muy descontento tanto con el entrenador Thomas Tuchel, quien le puso palos en las ruedas para conseguir la Bota de Oro (y ha perdido un incremento de 1.5 millones de euros de salario por ello) y con el presidente del PSG, quien al no llegar a semifinales de la Champions League le ha bajado un millón de euros el sueldo. 

Además, parece que Kylian Mbappé ya comienza a pensar que en el Paris Saint Germain hay cierto gafe que hace que cueste demasiado ganar algo en Europa y por ello habría dejado la puerta de salida abierta para un equipo con más aspiraciones que el parisino.

Y ahí entra en juego Florentino Pérez y el Real Madrid, quien ya se habría puesto en contacto con el padre del jugador por medio del emisario enviado.

Y ahí es donde Leo Messi le ha visto las orejas al lobo y ya le ha comentado a varios compañeros de selección que puede ser un problema grande que el Real Madrid, que acaba de fichar a Jovic, tiene a Vinicius y está a punto de cerrar el fichaje de Hazard, se haga con Kylian Mbappé.