Messi ordena una venta en el Barça (y una incorporación para el ataque)

El argentino mueve los hilos

Denis Suárez ha regresado el Barça tras su cesión al Arsenal, en la que no ha podido tener continuidad, también por culpa de una lesión que la mantiene en el dique seco desde marzo y que le ha impedido disputar el tramo final de la temporada.

Unai Emery pidió su cesión en enero, tras seis primeros meses buenos en el Camp Nou, dejando muy buenas sensaciones cuando estaba en el terreno de juego, pero sin oportunidades apenas, ya que Ernesto Valverde no cuenta con él.

Se esperaba que explotara en la Premier League y por ello incluyeron una opción de compra de 22 millones de euros. Por desgracia, no ha sido así y en el Emirates Stadium tienen claro desde hace tiempo que no moverán ni un dedo por retenerle.

El gallego, por tanto, se reincorporará a los entrenamientos del club azulgrana en dos semanas, aunque en ese período esperan haber solucionado su futuro. No tiene hueco en los planes del ‘Txingurri’ y quieren hacer caja con él. Su precio, 15 millones de euros.

El Valencia de Marcelino García Toral es la opción preferida del jugador, pero el club ‘ché’ parece haberse decantado por Rafinha Alcántara, su compañero en el Barça. Ahora, la opción que cobra fuerza es la del Celta de Vigo. 

Denis se formó allí, y, tras su buen hacer en las categorías inferiores del cuadro celeste y de la selección española, el Manchester City le reclutó con apenas 16 años. Ahora, ocho años después, podría regresar a Balaídos, para formar parte del equipo de su tierra.

El gallego ya ha dado el ‘OK’ a la oferta de contrato y solo queda llegar a un acuerdo entre clubes. Y no se descarta que pueda formar parte de la operación por Maxi Gómez, el elegido para ser el suplente de Luis Suárez.

El uruguayo ha mostrado su intención de cambiar de aires y dar el salto a un equipo más grande. Y el Barça ve con buenos ojos la incorporación de un futbolista joven, con experiencia y gol, que aceptaría ser suplente.

El traspaso estaba tasado en 40 millones, pero podría reducirse casi a la mitad con la inclusión del centrocampista.

Ojo.