Messi pide un entrenador sorpresa para cargarse a Ernesto Valverde

La directiva lo ve bien

Ernesto Valverde sigue señalado. Tras un desastroso final de temporada, siendo humillando en semifinales de Champions League por el Liverpool y derrotado en la final de Copa del Rey contra el Valencia, este verano se le dio un voto de confianza. Confiaban en que fuera capaz de revertir la situación y, de una vez por todas, conseguir los objetivos marcados.

O, más bien, el objetivo marcado: ganar la Champions League. Es una obsesión y no pueden pasar otro año más sin levantar ‘la Orejona’, un título que vale por diez Ligas Santander. Pero las cosas no han empezado nada bien, después de empatar, y de milagro, ante el Borussia Dortmund en el Signal Iduna Park. Y aún peor están en competición doméstica.

El equipo no juega a nada y ya ha empatado contra Osasuna y perdido frente a Athletic Club y Granada. Más allá de los resultados, las sensaciones no son nada positivas y cuesta encontrar explicaciones. El técnico extremeño está amenazado y, si no logra dar la vuelta a la tortilla, su cabeza corre peligro. Y Leo Messi ya ha elegido a su sustituto: ni más ni menos que Xavi Hernández.

El ex jugador culé, tarde o temprano, regresará al Camp Nou, eso está claro. Pero esperaban que se fogueara un poco más en Catar y luego pasara por un equipo en Europa. Sin embargo, todo puede precipitarse y acabar volviendo antes de lo previsto, aunque sería una apuesta de lo más arriesgada, ya que no tiene experiencia.

Pero tiene el ADN del Barça en las venas, conoce la Masía, a la gran parte del vestuario y es un ídolo entre la afición. A parte, es un amante del futbol de toque y recuperaría la filosofía que Valverde ha ido olvidando poco a poco.

Todo un golpe de efecto que podría tener grandes resultados.