Neymar ya sabe lo que cobrará en el Barça (y el PSG ata a su relevo)

Oferta final al astro del PSG

Neymar ya sabe que cobraría en el Barça en caso de que regresara. El brasileño ya ha comunicado por activa y por pasiva su intención de hacer las maletas y reunirse de nuevo con Leo Messi, Gerard Piqué, Luis Suárez, Sergio Busquets, Ivan Rakitic, Marc-André ter Stegen y compañía.

Pero, lógicamente, tendrá que hacer un esfuerzo económico, pues en el Camp Nou no pueden pagarle un sueldo como el que percibe actualmente, ya que ahora mismo buscan la fórmula para conseguir pagar el traspaso al Paris Saint-Germain.

 

300 millones de euros piden los franceses, una cantidad que esperan que rebajen hasta los 230-250. Una cifra muy elevada, y más teniendo en cuenta que ya han contratado a Frenkie de Jong, pero que esperan percibir con la venta de jugadores como Philippe Coutinho o incluso Ousmane Dembélé, Ivan Rakitic o Samuel Umtiti.

Hablando de la ficha, el ‘10’ actualmente cobra cerca de 34 ‘kilos’ anuales, lo que le coloca, junto a Cristiano Ronaldo, en el segundo futbolista mejor pagado del planeta, solo por detrás de Messi, que gana 40.

En el Barça no están, ni de lejos, dispuestos a pagarle tal cifra y como mucho se plantan en 22, lo mismo que ganaba antes de marcharse. Una idea que Neymar ve con buenos ojos, pues ya valora más otros aspectos a parte del económico, como el proyecto deportivo o el bienestar en una ciudad.

El PSG ya asume su marcha y cierra a su relevo

En el Parque de los Príncipes tienen ya atado al que sería el recambio de Junior, Nicolás Pépé, protagonista de una temporada simplemente sensacional en el Lille, con el que ha logrado 22 goles y 11 asistencias, y acabando en una sorprendente segunda posición en la Ligue 1. 

El costamarfileño, pretendido por varios clubes ‘top’, apunta a que seguirá en Francia. Costará cerca de 80 millones de euros a los de Thomas Tuchel y tendrá la misión de hacer olvidar a un jugador llamado a dominar el Balón de Oro, pero que se ha estancado por culpa de su ajetreada vida lejos del terreno de juego.

Ojo.