El nuevo escándalo con Gareth Bale que incendia el Real Madrid

Y en el vestuario alucinan

Gareth Bale la ha vuelto a liar. Aunque poco o nada le importa ya a la afición del Real Madrid, que ya está acostumbrada a escuchar su nombre en los informativos, y siempre por cosas negativas, y a la que poco le sorprende viniendo del jugador galés. No esperan que pueda aportar nada sobre el césped y tan solo cuentan los días que quedan para perderle de vista, que, por lo que parece, serán pocos.

‘El Expreso de Cardiff’ no viajó a Múnich con sus compañeros alegando que padecía de estrés y necesitaba unos cuantos días libres para descansar, relajarse, estar con su familia, meditar y entrenar a parte. Una petición a la que Florentino Pérez accedió, deseando que el culebrón con él acabe lo antes posible y pronto llegue un club que colme las expectativas económicas de todas las partes implicadas.

El cuadro blanco se concentraba en sacar buenos resultados ante Tottenham y Fenerbahce para recuperar la moral y la confianza, algo que, como sabemos, no ha hecho, y no tenía la más mínima preocupación acerca del ‘11’, confiando en que ya es lo suficientemente mayor como para cuidar de sí mismo y saber qué tiene que hacer.

Sin embargo, Bale volvió a sorprender. En las últimas horas, se han filtrado unas imágenes en las que aparece jugando al golf, despreocupado, y sin importarle que haya cámaras grabándole. Algo que no ha sentado nada bien en la plantilla, que se lo toma como un desafío una burla al club, haciendo caso omiso a sus órdenes. Se tomarán medidas y puede ser multado, pero a Gareth ya le da igual. Solo busca una salida cobrando un finiquito millonario.

Los pesos pesados, entre ellos Sergio Ramos, Karim Benzema o Keylor Navas, piensan que en realidad lo único que quería el fichaje más caro de la historia de la entidad era no entrenar e irse por allí a disfrutar de unos días libres.

 

Otra más para la colección.