Se ofrece al Madrid para relevar a Zidane (y Florentino Pérez da el OK)

El futuro del francés, a debate

Mauricio Pocchettino se plantea seriamente dejar el Tottenham a final de temporada. Cree que su etapa allí ya ha terminado y que ha cumplido un ciclo. El próximo verano cumplirá seis años en el banquillo y, aunque se puede decir que ha sido todo un éxito, lo cierto es que todavía no ha conseguido levantar ningún título, lo que era su gran objetivo, para inaugurar su palmarés.

Pero sin apenas gastar en el mercado de fichajes, ha conseguido consolidar a los ‘spurs’ entre los cuatro primeros de la Premier League, los ha llevado a la final de la Champions, ha sacado a jugadores de la nada como Harry Kane o Dele Alli, ha enamorado a la afición con su vistoso juego… aunque, en este comienzo de temporada, los resultados no acaban de llegar.

Ya han pinchado en varios encuentros, a priori fáciles, y han dejado en evidencia que, un año más, no estrenarán el museo de trofeos. Su etapa ya comienza a dar señales de cansancio y muchos jugadores ya están advertidos de que su continuidad está en el aire. De hecho, en White Hart Lane ya tienen a su relevo en mente: Gareth Southgate, seleccionador inglés, que se incorporaría tras la Eurocopa.

Y ‘Pocche’ habría pensado en un año sabático, para relajarse un poco y descansar de la presión mediática. Aunque ha conversado con Florentino Pérez para hacerle llegar su disposición a entrenar al Real Madrid, siempre y cuando Zinedine Zidane abandone su cargo. Sabe que el tren del cuadro blanco solo pasa una vez y no lo puede desperdiciar, por lo que haría una excepción.

En cambio, si finalmente ‘Zizou’ sigue, esperaría otro año más mientras ve el futbol desde otro punto de vista: el de aficionado. El argentino ya tiene la promesa del presidente: si se va el galo, él sería el elegido.

Porque Jürgen Klopp está casi imposible.