Ojo con Bale: la exigencia a Florentino Pérez para marcharse

Quiere seguir en el Real Madrid.

El Madrid tiene perfectamente planificadas las altas de la temporada que viene, y aunque habrá algunos inconvenientes para lograr la totalidad de objetivos planteados, se pueden solucionar. Lo que no sabía la presidencia merengue era que uno de los fichajes galácticos del pasado se transformaría en un dolor de cabeza interminable.

Para hacer la reestructuración es necesario que Bale salga del equipo cuanto antes. En primer lugar, Zidane no cuenta con él por su irregularidad a causa de las lesiones, y segundo, su salario es excesivamente alto en comparación con los minutos disputados y rendimiento.

El galés le habría puesto como condición a Florentino Pérez que le encuentre un club que pueda pagarle su salario actual y que juegue Champions League. Esta exigencia no es factible, ya que Bale cobra actualmente 17 millones de euros por campaña, cantidad que nadie le ofrecerá con la pérdida de valor en el mercado que ha sufrido.

El Real Madrid se plantea una cesión como solución a corto plazo y pagar la mitad del sueldo. En el club existe cierta desesperación, debido a que la tardanza en la salida de Bale tiene en pausa varias negociaciones encaminadas desde hace semanas, además, en caso de una venta se utilizarían los ingresos para cerrar a algún crack de la lista de Zidane.

Desde la salida de Cristiano Ronaldo del Madrid, Bale ha causado demasiados problemas en el vestuario, y se debe en parte a que la dirigencia le dio privilegios cuando llegó, los cuales posteriormente fueron insostenibles, desencadenando la mala actitud del extremo.

La paciencia del Zidane pacificador del pasado se agotó por completo y solo piensa en un nuevo equipo diseñado a su medida, con una plantilla donde el grupo sea la prioridad, por encima del individualismo. ¿Podrá Zidane y Florentino ganarle la guerra al 'Expreso de Cardiff'?