La operación de Zidane en las últimas horas que pone al Madrid patas arriba

Hay sorpresa

Zidane Zidane avisó en rueda de prensa que podían haber dos bombas antes de que se cerrara el mercado de fichajes y parece que pueden cumplirse. El técnico francés está confiado y cree que el Real Madrid puede beneficiarse mucho si se consiguen.

El primero de esos bombazos es la permanencia en la plantilla de Gareth Bale y James Rodríguez a pleno rendimiento. Esa noticia era totalmente inesperada en el club madridista después de que fuera el propio Zinedine Zidane quien los sentenciara en privado y en público.

De hecho, con Gareth Bale hace dos semanas le mandaba puyitas en rueda de prensa y ahora el galés le salva partidos. Y en cuanto al colombiano solo las lesiones parece que le han parado en su ascenso a la permanencia en el club y a la titularidad en el once de Zidane.

Además de eso, parece que el técnico francés ha convencido a Florentino Pérez para que le intente fichar un centrocampista antes del cierre de mercado. Aunque todas las opciones están complicadas, Zidane espera a ver si puede venir un Paul Pogba. Pese a su insistencia en el futbolista del Manchester United, el entrenador del Real Madrid parece que aceptaría si llegara un Christian Eriksen, un Donny Van de Beek e incluso un Bruno Fernandes.

Todo hace indicar que Zidane quiere quitarle galones a un Luka Modric al que ve en pleno bajón futbolístico y físico y cree que necesita un recambio de garantías para que el Real Madrid puede dominar los partidos a partir del centro del campo como hacía cuando el propio Modric, Toni Kroos y Casemiro estaban en plena forma, sin embargo, de ese trío solo el mediocentro brasileño parece que continúa a su mejor nivel, Kroos y Modric están ya en diferentes fases de su declive futbolístico.