"Otra vez no". Messi veta al Barça (amenaza con usar su cláusula de salida)

Estalla al conocer su última operación

El Barça comenzó el 2019 buscando un delantero centro en el mercado. Las piernas de Luis Suárez ya no son las mismas y creen que Abel Ruiz todavía no está preparado para ser el suplente ni el heredero del futbolista uruguayo.

Por ese motivo, los azulgranas estuvieron tan cerca de contratar a un tal Luka Jovic, quien acabó en el Real Madrid. El Barça ofreció 40 millones de euros por el goleador serbio, pero el Eintracht de Frankfurt decidió no venderlo tan pronto y lo puso en subasta, donde el conjunto blanco fue el mejor postor por 60 millones de euros. 

Ante eso tantearon otros jugadores, pero ninguno de ellos convencía al cuerpo técnico. El último posible fichaje fue Mauro Icardi, ofrecido por el Inter de Milán, sin embargo, se rechazó al delantero argentino por el mismo motivo que no se luchó por él para que se quedara cuando estaba en la cantera del Barça: no es un delantero del perfil azulgrana. Y es que Icardi necesita una de las pocas cosas que el Barça no ofrece: centros al área por arriba.

Ante eso el Barça ha comenzado a mirar otros jugadores de menor nivel como los Fernando Llorente (ya fichado por el Nápoles), Wilfred Bony o Jonathas, ambos libres, pero se han encontrado con el veto de Leo Messi.

El crack argentino no quiere otro caso Kevin-Prince Boateng en el Barça y es por ello que ha avisado que no quiere delanteros centro de medio pelo, que si hace falta juega Antoine Griezmann o él en el puesto y que si acaban trayendo un jugador de ese nivel posiblemente acabe utilizando su cláusula de rescisión de contrato al finalizar la temporada para probar fortuna en otro lugar, algo que no gustaría nada a la afición del FC Barcelona, y menos por un nueve que no da el nivel.