Palo gordo para el Barça, se acaba el culebrón ¡no me voy, me quedo!

Leo Messi y Luis Suárez, decepcionados, lo vieron posible

Aún queda mucha tela por cortar, el verano es largo y hace falta paciencia para encontrar esas piezas que se andan buscando. Para los grandes estas son exclusivas, no hay tantas y muchos pujan por pocas materias primas, lo que infla su precio o ahuyenta a los clubes propietarios.

El Barça, como si de una partida de póker se tratara, persigue al as de picas, el último eslabón de la escalera de color que traerían los cuatro fantásticos. Sin embargo el PSG es, seguramente, el peor contrincante posible en materia económica y de ego. Porque les sobra de lo primero y va sobrado de lo segundo. De hecho, han insistido desde París que ellos son un club comprador, no vendedor.

Neymra, ¿al Barça?

Y mientras Neymar se aleja, Leo Messi y Luis Suárez se desaniman, y mientras el club persigue ese sueño, Ernesto Valverde se pone furioso ante las posibilidades perdidas en otras líneas. Precisamente una que se oía, y que sonaba a crack, se ha ido totalmente. David Alaba era el gran tapado del Barça para plantar cara a la titularidad de Jordi Alba y reforzar, con su versatilidad, la zaga, pero el jugador austriaco ha cerrado la puerta a los blaugranas justo cuando parecía que podía empezar a abrirse.

El lateral izquierdo no pudo ser más tajante acerca de sus intenciones esta temporada: “es un reconocimiento, un honor para mí, pero estoy totalmente enfocado en el Bayern, eso es para mí lo esencial”. Si Alaba no se mueve, el Barcelona ha gastado tiempo y esfuerzo en vano, ahora tratarán de activar a Junior Firpo pero el Betis les remite a la clausura, 50 millones.

Con Neymar en el horizonte y las arcas vacías, ¿puede el Barça, sin mover la plantilla reforzarse? Parece francamente complicado, tendrá que haber salidas para que llegeuen jugadores.