Philipe Coutinho mira hacia Londres

Las horas del brasileño en Barcelona parecen contadas

No está siendo el mejor verano para Philipe Coutinho. Desde su llegada a la ciudad condal el jugador brasileño parece otro. Tiene más protagonismo por los pitidos que por los aplausos y desde hace mucho tiempo es observado por aficionados, y lo que es más preocupante para él, como un bulto sospechoso. Nadie parece querer jugar con Coutinho.

 

Y si estos problemas ya parecían suficientes para el brasileño, los rumores de la vuelta de Neymar han hecho que cada vez se mire con más recelo a Coutinho en el vestuario y en la grada. Messi quiere la vuelta del astro brasileño al Barcelona y esto conllevaría por necesidad la venta del ex jugador del Liverpool.  Josep María Bartomeu sabe que no puede comprar sin antes vender si no quiere poner en riesgo la estabilidad del club blaugrana. La caja está vacía tras la incorporación de Antoine Griezmann .

 Coutinho

Philipe Coutinho no está a gusto en la ciudad Condal. Era un enamorado de Barcelona y fueron sus ganas de volver a vivir en la capital catalana las que hicieron al Barcelona apostar por él en el invierno de 2018. Todo pintaba de color de rosa pero sin embargo tras año y medio de romance parece que ambas partes están de acuerdo en que lo mejor es separar sus caminos y recordarse tan solo en fotos.

 

Que Coutinho está en el mercado es sabido por todos, incluido el agente del jugador, que pese a jugar al despiste todo el verano ha estado realizando movimientos para poder encontrar el mejor destino a su representado.  El jugador quiere jugar en un equipo que le dé de nuevo la oportunidad de ser importante. No quiere ser de nuevo ser actor secundario en otra película. Inglaterra parece la mejor opción, donde el jugador aún mantiene un cartel importante, y ayer mismo apareció la figura de Unai Emery en el  Camp Nou.

 

El técnico español es un enamorado del juego del ex jugador del Inter y quiere llevárselo para Londres. Lo habría hecho hoy mismo en el avión de vuelta, pero la situación económica del Arsenal tampoco es la mejor y la operación necesita de una precisión quirúrgica. Ayer ya acercaron posturas los clubes y se habló  de una posible cesión con opción de compra final aún por negociar. 

No vería con malos ojos Philipe Coutinho el ponerse a las órdenes de Unai Emery y cree que podría tener opciones de brillar en el conjunto Gunner. El brasileño ya sabe lo que es la vida en UK y no le da miedo el reto de llevar al Arsenal de nuevo a lo más alto en la Premier.

 

Las horas pasan y el futuro de Philipe Coutinho cada vez parece más complicado. Mientras tanto su amigo Neymar espera que se resuelva cuanto antes para tomar el avión de vuelta para El Prat. Eso será otra película. De momento sin final feliz.