Piqué se ríe de Messi: el fracaso del crack que todos callan en Barcelona

El argentino no lo esperaba.

El éxito de Lionel Messi como futbolista es indiscutible, se ha logrado meter en la historia del fútbol como uno de los mejores jugadores, incluso algunos lo sitúan como el mejor de todos los tiempos. El argentino tiene una debilidad, y no se presenta dentro del terreno de juego, pues sus dotes como empresario no parecen ir de la mano con su talento con el balón.

Messi intentó abrir camino como empresario y decidió invertir en un restaurante llamado Bellavista, el cual se encuentra en la calle Enric Granados de Barcelona. Al inicio, el establecimiento tuvo un buen recibimiento de la gente, ya que acudían de forma frecuente, pero con el paso de 2 años no terminó de ser lo proyectado, provocando que cerrara.

El Bellavista no pudo recuperar la inversión que realizó Messi, por lo que ha puesto en venta el proyecto a cambio de 1 millón de euros, pero no se han asomado interesados en comprar, y por cómo va todo, será complicado poder finiquitar un negocio por esa alta suma de dinero.

Piqué le había avisado a Messi al momento de hacer la inversión sobre el riesgo de poner ese capital, pero el crack no lo escuchó y ahora se ven las consecuencias. Piqué y Messi comparten otros negocios, como el proyecto del Fútbol Club Andorra, institución que quieren posicionar de a poco como un equipo reconocido en Europa, hasta se atrevieron a decir que el himno de la Champions League sonaría en Andorra, lo que son palabras mayores.

En el futuro, Messi lo pensará más de dos veces para arriesgarse en un negocio con poca viabilidad, y más si la recomendación de no hacerlo proviene de Piqué. Puede que la 'Pulga' tenga otra oportunidad a nivel empresarial, y cómo no, si el dinero no es algo que le haga falta para experimentar.