Se planta ante Zidane y se niega a irse: lío en el Real Madrid

Quiere quedarse en el Santiago Bernabéu

Mariano Díaz no pondrá facilidades a su salida del Real Madrid. A pesar de la presencia de Karim Benzema, aún más intocable si cabe bajo el mando de Zinedine Zidane, y el fichaje de Luka Jovic, el hispano-dominicano no renuncia a su sueño de triunfar vestido de blanco y no descarta, en absoluto, quedarse otra temporada más, peleando por un puesto.

Aunque su salida se daba por hecha, y había un gran interés por él, no hay ofertas concretas sobre la mesa. Pretendientes como el Betis, que ya se hizo con Borja Iglesias, el Mónaco, que prefirió a Wissam Ben Yedder e Islam Slimani, o el Sevilla, que apostó por Luuk de Jong, se han caído de la puja y solo el Valencia aparece como ligeramente interesado, en caso de que Rodrigo Moreno se acabe marchando al Atlético de Madrid.

Una opción que tampoco acaba de seducir al ex del Olympique de Lyon, que el curso pasado no pudo brillar debido a la falta de minutos y a sus constantes problemas físicos, pero que tiene un gran cartel gracias a su sensacional temporada en la Ligue 1, ahora hace dos años. Pero cree que esta campaña, definitivamente, puede ser la de su explosión.

Aunque le hayan quitado su dorsal, el ‘7’, para dárselo a Eden Hazard, está convencido de que puede acabar siendo importante, aunque, a priori, es uno de los descartes de ‘Zizou’. Además, sospecha que si sale del Madrid será para no regresar nunca más, pues no tiene el marketing y el tirón mediático de otros futbolistas, también, en parte, debido a su edad, 26 años. 

Y cree que puede aprovechar algún despiste de Benzema y las malas sensaciones que está dejando Jovic en sus primeras semanas para ganarse un hueco en las rotaciones. Es un trabajador nato y quiere demostrarlo en el campo.

Pero los planes de Florentino Pérez pasan por venderle…