Plantón total: La jugarreta de Luka Modric en el último día de mercado

El '10' se la lió al Real Madrid

El Real Madrid estuvo negociando hasta última hora tanto fichajes como salidas del club y uno de los hombres que estaban en esa lista de posibles marchas fue hasta última hora Luka Modric.

El actual Balón de Oro tuvo contacto con el AC Milan hasta el último día de mercado de fichaje ya que el director deportivo es su amigo Zvonimir Boban, quien acabó contratando a otro croata en su lugar como fue el delantero Ante Rebic.

En Sky Sports, Boban explicó que Modric tenía intención de jugar en el AC Milán, pero tenía un motivo más grande para quedarse en el Real Madrid: "Luka Modric es un gran milanista. Es un gran jugador pero es muy difícil contratarlo. Él no quería abandonar el Real Madrid después de una temporada mala y eso le honra".

El conjunto de la serie A llegó a ofrecer 45 millones de euros al Real Madrid por el centrocampista croata y mantenerla su ficha que tiene en el conjunto blanco desde la primavera cuando renovó su contrato para no ir al Inter de Milán, sin embargo, Luka Modric tenía en mente otros planes y finalmente el proyecto de Zinedine Zidane le convenció, sobre todo contando que no iba a venir al final ningún centrocampista de peso como hubiesen sido Paul Pogba, Bruno Fernandes, Christian Eriksen o Donny Van de Beek. 

Modric, que no ha comenzado la temporada de manera brillante, ya que fue expulsado en el primer partido de liga y suplente en el empate ante el Villarreal, quiere redimirse y firmar una buena temporada con el conjunto blanco, ya recuperado de una 2018-2019 en la que le pesó no haber hecho vacaciones y haber participado en el Mundial de Rusia hasta la final, donde perdió pero acabó sirviéndole para ser el mejor jugador de la competición.