Portazo a Messi, Luis Suárez y Piqué (y es de los que duelen)

Un galáctico rechaza al Barça

“Debo valorar si es el momento de ir al Barça” es una de las frases sentenciadoras que Matthijs De Ligt ha dicho en su última entrevista y que lo alejan del FC Barcelona.

El defensa holandés se va a ir de vacaciones y parece que decidirá su futuro cuando vuelva, aunque ir al conjunto catalán parece algo cada vez más alejado pese a que sabe que ahí lo esperan con los brazos abiertos Leo Messi, Luis Suárez, Gerard Piqué y sobre todo su amigo Frenkie De Jong.

“Lo más importante es saber que en el equipo donde vaya pueda tener protagonismo y jugar muchos partidos” es otra de las sentencias que podrían alejarlo del conjunto azulgrana. Mientras que en el Paris Saint Germain, en el Manchester United o en la Juventus de Turín sería titular indiscutible, en el Barça sería el único equipo del mundo junto al Liverpool en el que sería difícil que fuera el líder de la zaga desde el primer día debido a la presencia de centrales como Gerard Piqué o Virgil Van Dijk en su posición.

 

“No sé cuándo lo voy a tener resuelto, pero me voy a tomar mi tiempo. El dinero no es el problema” fue una de las pistas que dio sobre su futuro que aún podrían acercarlo al Barça, ya que los catalanes no son el equipo que más dinero ha puesto sobre la mesa por su fichaje, pero le puede ofrecer otras cosas como un equipo en el que entraría como un guante, un estilo de juego muy parecido al que conoce del Ajax de Amsterdam y una ciudad para vivir que es incomparable a Manchester, París o Turín, ya que tiene mejor clima que las otras dos, playa, montaña y la capacidad de vivir tranquilo a pocos kilómetros de los campos de entrenamiento del club.