¡Problemón para Leo Messi: 'la llave' copia a Gareth Bale! “No me voy”

En ‘Can Barça’ fijaban sus esperanzas a su salida

El mercado está siendo un hueso duro de roer. Para Barça y Real Madrid no se están consiguiendo ventas millonarias con la misma facilidad que las llegadas igualmente costosas, y eso genera un desequilibrio económico, institucional y deportivo. Tanto Ernesto Valverde como Zinedine Zidane habían previsto que ciertos descartes salieran y que estos permitieran la entrada de incorporaciones de altura con las que se contaba.

Pero ni Barça ni Madrid lo están consiguiendo. Los blaugranas ya habían cerrado el trato con Frenkie de Jong antes del verano y algo parecido pasó con Antoine Griezmann, sea cuales sean las fechas reales, por lo que puede decirse que el marcado estrictamente veraniego no le está siendo fructífero al Barça, en el que, eso sí, aún espera dar un último susto. Tres cuartas parte de lo mismo le pasa a un Madrid que se ha hecho con varios fichajes que parece vienen a parchear a los habituales, pero que de la altura de la titularidad solo ha contratado a Eden Hazard. Para Zidane Hazard está bien, pero su objetivo era Paul Pogba, y se aleja cada día más.

Neymar con el Barça

En el caso del Barça todo ha venido condicionado por Neymar y las difíciles negociaciones que mantiene con el PSG por el brasileño. Josep Maria Bartomeu, ya con Griezmann esperaba dar salida a Philippe Coutinho e incluirlo en la operación Neymar, añadiendo cerca de 100 millones y puede que algún jugador más, pero el Paris Saint Germain se ha negado. Y ese no es su único problema.

Otra opción para el presidente blaugrana era conseguir que el Manchester United se lanzara a por el brasileño cuando Pogba arribase en Madrid, pero el fichaje del centrocampista galo es cada vez más utópico para los blancos y de hacerse efectivo sería a última hora, luego apenas le daría tiempo a reaccionar a Barça y PSG, por lo que no podría realizarse el movimiento a tres bandas.

Y por si esto fuera poco, ahora, además, el jugador también ha manifestado su deseo de quedarse. Coutinho cree que puede triunfar de culé y que aún no ha podido mostrar su nivel en el Camp Nou.

Neymar está, ahora mismo, más lejos que nunca de Barcelona, algo que entristece enormemente a Leo Messi