El relevo de Casemiro es un tapado bomba (y juega en España)

El brasileño puede salir del Real Madrid

El futuro de Carlos Henrique ‘Casemiro’ no está, ni mucho menos, despejado. El que otrora era el ancla del centro del campo del Real Madrid, e indiscutible haciendo de guardaespaldas a Luka Modric y Toni Kroos, ahora es un simple jugador más de la plantilla, al que Zinedine Zidane busca sustituto, pues no acaba de convencerle, viendo el bajón abrupto de su rendimiento en los dos últimos cursos.

Es más, ya no solo no es que no tenga su titularidad garantizada, es que hasta su futuro en el club está en duda, pues en el Santiago Bernabéu quieren hacer caja con varios jugadores y saben que el internacional brasileño aún mantiene un gran cartel, y se podrían sacar cerca de 60 millones de euros, que servirían para traer nuevas piezas. El PSG de Neymar Junior y Kylian Mbappé, de hecho, ya ha preguntado por él. 

Pero, tras la marcha de Marcos Llorente, la posición de pivote defensivo quedaría desierta. Una demarcación clave, que necesita de un especialista. ‘Zizou’ pidió el fichaje de N’Golo Kanté, al que el Chelsea, como bien aseguró durante las conversaciones por Eden Hazard, no dejará salir, o a Tanguy Ndombélé, que hace pocos días firmó por el Tottenham.

Ahora, un nuevo nombre ha cobrado fuerza. Y ese es el de Marc Roca, que podría llegar por una cantidad asumible, de unos 40 ‘kilos’, y que ha protagonizado una temporada para el recuerdo, siendo indiscutible para Joan Francesc Ferrer ‘Rubí’, en el Espanyol, que ha logrado el billete para la Europa League, aunque tendrá que superar dos previas.

El catalán, además, ha sido pieza clave en la selección español sub 21 que se ha proclamado campeona de Europa, cuajando un gran torneo y siendo uno de los mejores jugadores, solo por detrás de Fabián Ruiz, Dani Ceballos y Dani Olmo.

 

Florentino Pérez le tiene en cartera e intentará aprovechar las buenas relaciones con el cuadro ‘perico’, que a cambio podría recibir la cesión de piezas como Brahim Díaz, Jesús Vallejo o Federico Valverde.

El Bayern de Múnich también había llamado a su puerta, por lo que no estarán solos en la puja