¿Sabes lo de Jordi Alba? El top secret (y es muy feo) en el Barça

El catalán, con un secreto escondido

Lo de Jordi Alba iba para culebrón del verano. El lateral del Barça acababa contrato en 2020 y pedía el oro y el moro para renovar, si no, amenazaba con salir del club en verano, ya que tenía ofertas de PSG, Manchester United, Manchester City y Bayern de Múnich.

Pero Messi intervino y obligó a la directiva a cumplir con las exigencias del de L’Hospitalet. Renovación millonaria y todos tan contentos. O eso parecía, porque, desde entonces las cosas no han ido según lo esperado.

El ‘18’ se ha relajado y su rendimiento ha bajado. Y de qué manera. El internacional español ha aparecido en momentos puntuales y poco queda de aquel jugador de comienzo de temporada, sobrio en defensa y un cuchillo en ataque.

Alba se ha relajado una vez ha conseguido su objetivo, una ficha millonaria. Para colmo, no hay ningún jugador en la plantilla que le pueda discutir el puesto. Lucas Digne salió en verano y se confió en Miranda, que está demasiado ‘verde’.

Jordi es uno de los grandes señalados por el desastre de Anfield. En el primero gol, de Origi, le regaló el balón a Sadio Mané, que le cedió el balón a Henderson, cuyo disparo dejó a punto de caramelo el tanto del belga.

En el segundo gol, se mostró muy tierno ante Alexander-Arnold, un chaval de apenas 20 años, que le ganó en todo: intensidad, ganas, fuerza e inteligencia. El lateral derecho del Liverpool se llevó el balón sin complicaciones en un duelo con el catalán y le cedió a Wijnaldum el honor de anotar.

Dos errores impropios de un jugador de su nivel y de su sueldo. Se puede fallar, pero no por falta de concentración, de lo que se le acusa al ex del Valencia. Y solo una vez, no en dos. 

Hay lío.