Sale a la luz: La puñalada a Griezmann en el Barça no se la dio Messi

El secreto peor guardado

El futuro de Antoine Griezmann no parece estar claro, el atacante francés está siendo mal asesorado sobre las decisiones que ha tomado en el último tiempo. La situación comenzó cuando faltó a su palabra en el trato con el Barcelona en el verano pasado, había un acuerdo y al final se saltó toda clase de códigos para mantenerse en un Atlético de Madrid que tuvo uno de los años más intrascendentes de las últimas temporadas.

Ahora que en el conjunto colchonero inició una fuga masiva de talentos que dejan muy tocado el proyecto de Simeone, es cuando Griezmann se plantea salir, y aunque sabe que en la afición catalana hay molestia por su falta de seriedad en el último mercado de pases, decidió iniciar negociaciones nuevamente con los blaugranas.

Cuando de forma inesperada se iba encaminando la relación del atacante francés con el vestuario del Barça y la dirigencia estaba dispuesta a dar el paso, entonces el campeón del mundo incluyó en el acuerdo unas exigencias que sorprendieron a todos, ya que quería cobrar más que el resto de integrantes del plantel, a excepción de Lionel Messi. Esto causó gran disgusto en Luis Suárez y Ter Stegen, quienes se plantaron e informaron que si se accedía a este tipo de peticiones ellos abandonarían el club por considerarlo una falta de respeto. Los pesos pesados del grupo apoyaron al alemán y al uruguayo en su protesta, por ello, Griezmann tiene el veto.

Todavía existen algunos elementos dentro del vestuario que están a favor de la llegada del colchonero, como Clément Lenglet, pero la realidad es que son minoría.

Está complicada la llegada de Griezmann en verano, y ya tiene unos cuantos detractores sin haber cerrado ningún acuerdo, todo por una serie de malas decisiones que parecen no terminar. ¿Cuál será el destino final del ‘Principito'?