Sergio Ramos no lo quiere. Y Florentino Pérez tampoco: el fichaje de Zidane

División interna en el club blanco

Problemas en el Real Madrid. Mientras Zinedine Zidane tiene señalado como objetivo prioritario a Paul Pogba, ni Florentino Pérez ni Sergio Ramos ven tan clara su incorporación.

El técnico galo cree que daría un salto de calidad enorme a la plantilla y reforzaría una medular en la que habrá salidas. Dani Ceballos y Fede Valverde están más fuera que dentro y Luka Modric y Toni Kroos, pese a su reciente renovación, tampoco tienen una plaza fija.

‘Zizou’ cree que con el astro del Manchester United muchos problemas llegarían a su fin, pues, además de una excelente calidad técnica, tiene una gran capacidad física, una cualidad en la que no andan sobrados.

Florentino accedió en un principio a las peticiones del preparador y mantuvo negociaciones con la directiva ‘red devil’ por Pogba, pensando que la ausencia del cuadro de Ole Gunnar Solksjaer en la próxima edición de la Champions League facilitaría la operación. Pero nada más lejos de la realidad.

Desde Old Trafford no tienen intención alguna en desprenderse de su líder, al que le ofrecen la capitanía y una renovación millonaria para que siga, y piden el oro y el moro para dejarle ir. 

Más de 160 millones de euros reclaman, mientras Pérez no pasa de los 120. Por más de esa cifra, rechaza hacerse con sus servicios y prefiere lanzarse a por Christian Eriksen, cuyo coste no superaría los 80.

El danés también seduce enormemente al presidente del Real, además de por su gran calidad y experiencia, por el hecho de que acaba contrato en 2020 y no tiene intención en renovar. Un experimento que ya le salió bien con Thibaut Courtois y con Eden Hazard.

Sergio Ramos también tiene dudas acerca de Pogba, pues en varias ocasiones se ha visto una falta de profesionalidad que no gusta mucho, y pediría un sueldo galáctico que rompería con la escala salarial de la plantilla. Y, en las grandes citas, como ante el PSG o el Barça en Champions, su rendimiento ha sido decepcionante.

 

Pero, de momento, seguirá intentando reclutarle.