¡Sergio Ramos no lo traga! Y Zidane lo quiere echar (y no es Bale)

Traición en el Santiago Bernabéu

Más traiciones en el Real Madrid. La última víctima, Mariano Díaz, un jugador al que empujan a marcharse, aunque se niega, pues está convencido de que puede ganarse un sitio en el equipo, y rechaza todas las propuestas que le llegan. Una mala noticia para Zinedine Zidane, que no cuenta con él, y esperaba hacer caja con su salida, además de dejar libre el dorsal ‘7’, que iría para Eden Hazard.

El hispano-dominicano fue fichado el verano pasado procedente del Olympique de Lyon, a cambio de 25 millones de euros, y llegaba con grandes esperanzas tras su gran campaña en la Ligue 1. Pero su nivel ha dejado mucho que desear, pues ha sido suplente de Karim Benzema durante todo el curso y ha estado más en el hospital que sobre el terreno de juego.

La presencia del ‘9’ y el fichaje de Luka Jovic le deja sin espacio, pero ni por esas acepta salir. Quiere estar un año más chupando del bote. Algo que en el Santiago Bernabéu están dispuestos a evitar como sea. Sergio Ramos, como capitán, ya ha hablado con él y le ha transmitido que lo mejor que puede hacer es irse, antes de que la situación se vuelva más tensa.

De momento, ‘Zizou ya le ha dejado claras sus intenciones. En los dos amistosos disputados hasta la fecha, ante el Arsenal y el Bayern de Múnich, le ha dejado en el banquillo los 90 minutos. Y ya le ha avisado: la situación no cambiará durante el resto de la temporada. Así que, si no se va, ya sabe lo que le espera.

‘’No tengo planes para él. Está con nosotros, se entrena, no ha jugado… Veremos el próximo día’’ aseguraba el francés en rueda de prensa. En Alemania apuntan a que el Eintracht Frankfurt y el Real negocian su pase, mientras que el Arsenal también se había interesado por él.

Otra patata caliente en el vestuario.