Sergio Ramos tiene una bronca brutal en el vestuario del Real Madrid

El capitán explota con una pieza

En las últimas horas hay un problema que agita el Real Madrid. Y ese no es otro que las lesiones. Desde que comenzó la pretemporada, han caído jugadores como Thibaut Courtois, Ferland Mendy, Brahim Díaz, James Rodríguez, Eden Hazard… una lista larga que ha hecho que Zinedine Zidane no pueda disponer de todos sus miembros, ni en los amistosos, lo que ha condicionado su preparación, ni en los primeros encuentros de Liga Santander.

El último en caer fue Isco Alarcón, otro que también estará unas cuantas semanas de baja, aún pendiente del diagnóstico definitivo, según su evolución. A él también se le podría sumar Rodrygo Goes, que, aunque tenga ficha del filial, y vaya a disputar allí sus primeros partidos, entrena a diario con el primer equipo. Un problema muy grave que está azotando la plantilla. 

Hay que buscar una solución. No puede ser que, cuando apenas ha arrancado el curso, ya estén a cuadros y tengan tantas bajas. Si ahora están así, ¿Cómo estarán en el ecuador de la temporada? Con una plantilla tan corta, disputando tres competiciones, tantas lesiones… hay algo que falla y eso es obvio. Y los pesos pesados del vestuario, liderados por Sergio Ramos, no dudan ni un segundo en señalar al posible culpable.

Ese no es otro que el preparador físico Gregory Dupont. Creen que no es un profesional cualificado y que sus métodos de entrenamientos, además de ser muy duros, no son eficaces. Físicamente, en lugar de estar al 100%, se encuentran cansados y fatigados. Demasiada casualidad es que siete lesiones hayan sido musculares. Echan de menos al antiguo preparador, Pintus, con el que sí había una gran confianza.

 

Un lío del que ya tiene constancia Florentino Pérez. Y, si la cosa sigue igual y no mejora, amenaza con hacer que rueden cabezas. 

Tendrá que ponerse las pilas…