Setién lo pidió, estuvo cerca de llegar al Barça y ahora lo rechazan

Se había vuelto a ofrecer al club

Quique Setién estuvo unos pocos meses en el Barça, pero le dio tiempo a hacer varias peticiones. Y una de las que pidió fue un delantero centro, después de la grave lesión de Luis Suárez, que estuvo muchos meses de baja, y de Ousmane Dembélé. Y el gran favorito era Loren Morón, con el que ya había trabajado en el Real Betis Balompié, y del que guardaba un gran recuerdo. De hecho, fue él quien le dio la oportunidad de debutar con el primer equipo.

El marbellí estaba en el filial del conjunto hispalense, en Segunda División B, y, con 24 años, decidió ascenderle debido a las numerosas bajas con las que contaba. Y no desperdició la oportunidad que se le presentó, marcando muchos goles. En el año y medio que estuvo junto al cántabro, forjaron una gran relación de amistad, y eso estuvo a punto de llevarle al Camp Nou. El problema fue que no le dejaron salir desde el Benito Villamarín.

Se aferraron a su cláusula de rescisión, de 30 millones de euros, que Josep María Bartomeu consideraba excesiva. Y eso provocó que finalmente se decantaran por Martin Braithwaite, desde el Leganés, que salió bastante más barato. Ahora, 12 meses más tarde, en el club que ahora dirige Manuel Pellegrini se arrepienten de cerrarle las puertas, y han hecho saber que están dispuestos a escuchar las ofertas que lleguen. Y a un precio más bajo.

Porque Loren no es titular, un rol que ha caído en manos de Tonny Sanabria, y la segunda opción es Borja Iglesias. Es decir, que apenas tiene hueco, y así lo reflejan los 141 minutos que ha disputado, divididos en seis encuentros, en los que ha anotado un gol. El problema es que en el Barça ya le tienen completamente descartado, y ni siquiera ocupa un lugar en la agenda. A sus 26 años, su destino más probable, por lo tanto, es la Premier League, donde hay interesados.

En el Camp Nou, por su parte, centrarán todos sus esfuerzos en conseguir la contratación de Memphis Depay, del Olympique de Lyon.

Es el que quiere Ronald Koeman.