¿Y si no viene Mbappé? El plan b de Zidane (y no es Neymar) es una bomba

Alternativa al crack del PSG

El Real Madrid comienza a hacerse a la idea de que el desembarco de Kylian Mbappé este verano es prácticamente imposible, viendo las reticencias del PSG a dejarle ir.

Por ello, barajan alternativas, aunque Zinedine Zidane sigue insistiendo a Florentino Pérez para que haga todo lo posible por llevárselo al Santiago Bernabéu, cueste lo que cueste. 

Una idea que no convence al presidente, que no hará locuras. Hay alternativas más económicas y que no ponen en riesgo las arcas del club, que tendrá que afrontar una costosa remodelación el estadio, cifrada en, aproximadamente, unos 500 millones de euros.

Y, de todas las opciones, la que más convence es la de Marcus Rashford, viendo la complejidad que suponen otras operaciones como las de Sadio Mané, Jadon Sancho o Mohamed Salah.

El internacional inglés está más que dispuesto a abandonar el Manchester United, el equipo de toda su vida, que le acogió en su cantera siendo un niño y que le dio la oportunidad de dar el salto a la élite, hasta consagrarse como titular indiscutible y una de las grandes estrellas, no solo de la entidad ‘red devil’, también en la selección dirigida por Gareth Southgate.

A sus 21 años, ha tenido la determinación y el liderazgo para tirar del carro en los momentos más complicados y, bajo las órdenes de Ole Gunnar Solksjaer, ha mostrado su mejor versión, anotando 13 goles y repartiendo 9 asistencias, unas cifras aceptables teniendo en cuenta el pobre rendimiento de su equipo y que comenzó el curso siendo suplente habitual, con Mourinho en el banquillo.

Pero, tras el adiós del luso, se hizo un hueco en el once, desbancando a Lukaku y Martial, depende de la posición que ocupara, pues puede actuar tanto de delantero centro como de extremo.

Una polivalencia, sumada a su golpeo de balón, su inteligencia, su olfato goleador, su proyección y su asequible precio, que le ha hecho ganarse un hueco en la agenda de Florentino para el Madrid, donde completaría el tridente. 

La ausencia del United en la próxima Champions League y el hecho de que finalice contrato en 2020 hacen que pueda abandonar Old Trafford por una cantidad cercana a los 120 millones de euros.

Asequible.