Los siete cracks que Florentino Pérez tiene controlados para enero

El Real Madrid tiene una larga lista de la compra

Florentino Pérez no quita el ojo a las posibilidades que ofrece el mercado de fichajes. Y, lógicamente, como cada año, en especial a esos jugadores que podrían llegar a un coste muy bajo teniendo en cuenta su edad y su precio, o completamente gratis, debido al estado contractual de sus vínculos. Por ello, ya tiene hasta siete nombres señalados en rojo en su agenda de jugadores que quedarán libres en 2020.

El primero es conocido por todos, Christian Eriksen, que ya ha asegurado al Tottenham que no renovará y acabaría con los problemas en el medio campo. Incluso se estudia su fichaje en enero a un precio ridículo, de unos 25 millones de euros. En una situación paralela está David de Gea, que no pasa por su mejor momento profesional, pero que sigue teniendo un gran cartel.

Además, sería gratis. Pero el Manchester United está haciendo todo lo posible por renovarle, mientras que el Real Madrid le sigue por si Thibaut Courtois no mejora su rendimiento, para traerle competencia seria. Lo mismo se podría aplicar con Luka Jovic, que si no convence a Zinedine Zidane saldría cedido para ganar experiencia y llegaría Edinson Cavani para complementarse con Karim Benzema.

El uruguayo también queda libre y desea abandonar la débil Ligue 1 y el PSG, que ya ha reclutado a Mauro Icardi pensando en su despedida. Aportaría veteranía, goles y garra. Y, si acaba optando por aceptar otra oferta, que no le faltarán, ya se estudia el nombre de Dries Mertens, del Napoli, otro que también quedará libre.

Aunque si rendimiento ha caído un poco, sigue marcando goles y siendo decisivo. Pero en su caso, está más cerca de renovar que de irse. Lo mismo pasaría con Pedro Rodríguez y Willian, del Chelsea, que quieren esperar a ver que rol tienen esta temporada, en la que no han podido fichar. Y competencia tienen, con Ross Barkley, Christian Pulisic, Callum Hudson-Odoi o Mason Mount. Si no tienen continuidad, se irán.

Por último, Thomas Meunier, del Paris Saint-Germain, un lateral derecho de garantías, que aceptaría ser suplente, por si se acaba marchando Álvaro Odriozola.