Siguen los problemas con Bale: ojo al último lío en el Real Madrid

El galés no se detiene

La cotización de Gareth Bale sigue cayendo en picado. De esta manera, va a ser imposible recuperar los 100 millones de euros que el Real Madrid pagó en su día por un jugador llamado a competir por el Balón de Oro pero que, ni de lejos, se ha acercado a las expectativas que generó, pese a que su palmarés es envidiable y sus estadísticas no son tan malas como uno de puede imaginar.

Pero eso no quita que estén muy decepcionados con él. Se le reclutó para ser un líder y pensar en la sucesión de Cristiano Ronaldo. Y, aunque ha sido decisivo en varios encuentros, como ante el Barça en la final de la Copa del Rey o contra el Liverpool en la final de la Champions League, en ningún momento se ha echado el equipo a la espalda.

Algo que se le pedía con la fuga de CR7 a la Juventus de Turín. Ni por esas. No solo no ha sido capaz de dar ese paso adelante que muchos le pedían, si no que ha retrocedido varios, hasta el punto de perder su puesto en el once inicial, en detrimento de varios jugadores de un nivel inferior, como Lucas Vázquez o Vinicius Junior.

Ya no le darán más oportunidades y este verano tiene la orden de abandonar el club. Ya han fichado a Eden Hazard y Rodrygo Goes y esperan traer a otro galáctico más para el ataque. Y entre los planes de Florentino Pérez está traspasar a Bale para recaudar fondos.

Sin embargo, se han encontrado con un problema mayúsculo. Las ofertas que llegan apenas rozan los 70 ‘kilos’, lejos de los 120 que pedían en un principio. Y el propio jugador las rechaza, pues el salario que le ofrecen es muy bajo.

Y agradecidos tendrían que estar en el Madrid, pues su valor de mercado ha caído hasta los 60 millones, por debajo de lo que ofrecen. El año pasado, a estas alturas, era de 90, por lo que, en apenas un curso, ha perdido 30 millones.

Y cortos se han quedado.