Simeone quiere robarle un fichaje galáctico al Real Madrid

El Atlético de Madrid puja fuerte

Diego Pablo Simeone sigue empeñado en reforzar al Atlético de Madrid, que ha sufrido numerosas bajas, como las de Lucas Hernández, Juanfran Torres, Diego Godín, Rodrigo Hernández o Antoine Griezmann. De momento, ya han llegado Felipe, Lodi, Joao Félix, Marcos Llorente y Trippier, y Mario Hermoso está a punto de caramelo.

El cuadro colchonero quiere armar una escuadra competitiva, que pueda pelear por La Liga Santander, la Copa del Rey y la Champions League. Una meta ambiciosa, para la que aún queda un objetivo galáctico que ponga la guinda al pastel: James Rodríguez.

El colombiano no tiene hueco en el Real Madrid y se le busca una salida. Las negociaciones han comenzado, pero de manera muy superficial, pues, antes, en el Wanda Metropolitano se le busca salida a Nikola Kalinic y Ángel Correa, que dejarían una cantidad significativa en las arcas, suficiente para abordar la contratación de una estrella de su calibre.

No obstante, desde el Santiago Bernabéu no pondrán facilidades a su fuga y exigirán más de 55 millones de euros. Y no rebajarán ni una cifra. Una cantidad considerable por un futbolista cuyo rendimiento es una incógnita, pues, a pesar de su buen papel en la Copa América, lleva tres temporadas realmente malas, una en el cuadro blanco y las otras dos en el Bayern de Múnich.

Por ello, en el Manzanares estudian la posibilidad de hacer un desembolso más elevado por un crack que sí es una garantía completa: Christian Eriksen, cuya llegada saldría por unos 80-90 ‘kilos’, ya que su contrato con el Tottenham finaliza en 2020 y no tiene ningún tipo de intención en renovarlo.

El ‘Cholo’ asestaría, de esta manera, un doble golpe letal. Primero, reforzando a su equipo con una estrella de primer nivel. Y, segundo, arrebatándole a Florentino Pérez uno de sus grandes objetivos para este mercado estival.

Aunque el internacional danés prefiere jugar bajo el mando de Zinedine Zidane…