Sorpresa: un jugador del Real Madrid se va traicionado por Florentino Pérez

Y es un nuevo fichaje

Crecen las dudas entorno al futuro más inmediato de Luka Jovic. El delantero fue reclutado este mismo verano a cambio de 60 millones de euros, y fue presentado como un gran goleador y como el sustituto, a medio-largo plazo, de Karim Benzema, el delantero titular del Real Madrid en la última década.

El serbio era un completo desconocido para gran parte del público, pero venía avalado por su sensacional campaña en el Eintracht Frankfurt, logrando anotar unos 30 goles en todo el curso. Además, también podía presumir de tener tras sus pasos a escuadras del nivel de Borussia Dortmund, Bayern de Múnich, Chelsea, Manchester United e incluso Barça. Pero Florentino Pérez fue el más rápido y se llevó la puja.

En el Santiago Bernabéu había gran expectación por ver a un jugador al que pocos habían tenido el placer de seguir sus evoluciones. Y esperaban tener ante ellos a un ‘killer’, un ratón de área, capaz de dominar el juego aéreo, de terminar las jugadas, de materializar las ocasiones y de controlar el juego con ambas piernas. Pero la decepción en estas primeras semanas de temporada se puede decir que ha sido tremenda.

El rendimiento de Jovic ha estado muy por debajo de las expectativas y su adaptación está siendo mucho más lenta de lo que se esperaba. Muchos ya comienzan a dudar sobre su nivel y se preguntan si la inversión ha sido muy arriesgada, pues todavía le ven muy ‘verde’, sin la suficiente experiencia en la élite, y creen que lo mejor hubiese sido dejarle un año más para que se foguee.

Y eso es lo que medita hacer Zinedine Zidane. El técnico francés ha recomendado al presidente que lo envíe de vuelta a Frankfurt, donde le esperan con los brazos abiertos, para que pueda seguir creciendo y progresando.

Algo que no hace ni pizca de gracia a Luka, al que le prometieron un papel importante.