El tapado de Florentino Pérez para cargarse a Casemiro gusta mucho a Sergio Ramos

Zidane dice que con minutos es muy útil.

El fugaz paso de Santiago Solari en la dirección técnica del Real Madrid, sirvió para visibilizar el nivel de jugadores que no eran tomados en cuenta, por tener delante a leyendas vivientes del club que no daban opción a nadie más. Marcos Llorente asumió la responsabilidad de ser uno de los hombres de confianza del Indiecito en su momento, tomando en varios partidos el puesto indiscutible para muchos de Casemiro, en donde no desentonó.

 

Los malos resultados le quitaron la posibilidad de ganar un poco más de tiempo a Solari, y con él se fue la relativa continuidad de Llorente. Zidane no quiso llegar haciendo experimentos y ubicó a sus jugadores de confianza en las primeras alineaciones.

 

El francés solo le dio minutos contra el Huesca y desde entonces no ha sido considerado. A pesar de esta situación, el centrocampista tiene el apoyo de Florentino Pérez, a raíz de que su madridismo es reconocido y creen que puede aportar mucho al grupo. Sergio Ramos apoya su continuidad, porque demostró que valora el conjunto por encima de lo individual.

Zidane a pesar de no tomarlo en cuenta como merece, no le cierra la puerta y ha comentado sobre él: «Lo veremos el próximo año, le conozco desde hace mucho tiempo, estuvimos juntos en el Castilla y siempre mejora, está siempre mejor y lo único ahora es jugar, necesita jugar más, eso le va a venir bien. El año que jugó en el Alavés tuvo continuidad y ahí hizo una temporada fenomenal».

 

El estratega no lo incluye en sus planes, sin embargo, deja abierta la posibilidad de que convenza desde la siguiente pretemporada, cuando el equipo renovado esté armado y se tenga de lleno el esquema a implementar. No será fácil, pero la calidad más el apoyo del presidente y capitán del equipo es una buena señal.