El tapado (y galáctico) para cargarse a Valverde en el Barça

El extremeño está muy discutido

Ernesto Valverde está más fuera que dentro del Barça. Tras el fracaso en Anfield, siendo vapuleados por el Liverpool en las semifinales de la Champions League, la derrota ante el Valencia en al final de la Copa del Rey ha sido la gota que ha colmado el vaso.

La afición pide su despido, los jugadores no confían en él, la directiva estudia su despido y el propio entrenador tiene dudas sobre si seguir o no. Todos los factores apuntan a un mismo destino: fuera del Camp Nou.

Entre esta semana y la que viene ‘el Txingurri’ se reunirá con los dirigentes del club para tratar su futuro. Quieren dejar todo cerrado antes de que arranque el mercado, para tener tiempo a encontrar a un sustituto y poder afrontar un mercado de fichajes tranquilo.

El favorito para tomar su relevo es Massimiliano Allegri, que ayer se despidió de la Juventus de Turín cinco años después de su llegada. Tiene experiencia, ha logrado muchos títulos y sabe manejar una plantilla llena de egos.

El problema es que no habla a la perfección el español y por su cabeza pasa la idea de tomarse un año sabático. Las conversaciones han comenzado y en Barcelona no son nada optimistas, por lo que manejan alternativas, como Quique Setién.

El cántabro está libre tras poner punto y final a su etapa en el Betis. Su filosofía, de apostar por la cantera y por el juego de toque, encajan como un guante en el ADN del Barça. Además, tiene una relación cercana con sus jugadores.

No obstante, no convencen los últimos resultados. Y tampoco tiene experiencia en un equipo ‘top’. Sería una apuesta arriesgada. Igual que la de Xavi Hernández, el otro ‘tapado’.

Se acaba de retirar, pero ya tiene el título de entrenador. Conoce la casa mejor que nadie, es una leyenda y tiene el respeto de afición y vestuario. Pero no ha entrenado nunca a ningún equipo y empezar por el Barça sería un paso muy grande.

Aunque viendo como le fue al Real Madrid con Zidane, pueden apostar por él