El ‘top secret’ sobre Marco Asensio que callan en el Real Madrid

Florentino Pérez intenta esconderlo

La lesión de Marco Asensio es un tema que está en boca de todos en el Real Madrid. Había grandes esperanzas depositadas en él, y confiaban en que esta temporada explotara definitivamente y dejara atrás el cartel de ‘gran promesa’ para convertirse en realidad, a sus 23 años, la edad perfecta.

El curso pasado fue una de las grandes decepciones, pues estaba llamado a dar un paso adelante tras la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus de Turín y ocupar su hueco en el once inicial. Pero no solo no lo dio, sino que retrocedió varios, hasta el punto en que fue suplente de dos jugadores, a priori, llamados a tener un rol completamente secundario: Lucas Vázquez y Vinicius Junior.

A su favor también hay que decir que estuvo gran parte de la temporada entre lesión y lesión y, cuando estuvo sano, ya casi a final de temporada, tampoco dejó mala imagen. Esta campaña, tenía más esperanzas que nunca de ganarse un puesto e incluso renunció a participar en el Europeo sub 21, su última oportunidad de disputar tal torneo, y en el que la selección española se proclamó campeona. Algo que le valió numerosas críticas, pero el balear estaba seguro de lo que hacía. Quería llegar al 100% el primer día de la pretemporada.

Asensio estaba dispuesto a lograr convencer a Zinedine Zidane de que no necesitaba ningún fichaje más para la delantera. Él era el hombre y creía que podría, junto a Karim Benzema y Eden Hazard, completar el tridente, pasando por delante de otros como Vinicius, Isco Alarcón o Rodrygo Goes. Y lo cierto es que fue una de las noticias positivas en los primeros días, demostrando un gran estado de forma.

‘Zizou’ respondió a su implicación dándole la titularidad ante el Bayern de Múnich, en su ‘once tipo’ de los futbolistas llamados a ser vitales. Y, ante el Arsenal, volvió a tener minutos, anotando, además, un gol. Pero su grave lesión le obligará a parar el resto de la temporada.

También se perderá la Eurocopa 2020 y reaparecerá ya el año que viene, con 24 años, casi 25. Una edad en la que esperaban que ya fuera un candidato al Balón de Oro. Nada más lejos de la realidad. En el Santiago Bernabéu ya han nacido las primeras comparaciones con un jugador con una trayectoria paralela, Jesé Rodríguez.

El canario también irrumpió con fuerza y, cuando mejor estaba y peleaba por hacerse con un puesto, su rodilla cedió, sufriendo la misma lesión que Marco. Desde entonces, su carrera ha ido cuesta abajo y sin frenos, pasando por equipos como PSG, Stoke City, Las Palmas o Betis con más pena que gloria. 

¿Será Asensio el nuevo Jesé?