Traiciona a Cristiano Ronaldo y a Florentino: lío en Juventus y Real Madrid

Una estrella, metida un escándalo

Paulo Dybala ya ha anunciado su deseo de cambiar de aires y abandonar la Juventus de Turín en el presente mercado estival. Pese a la marcha de Massimiliano Allegri, con el que no se entendía, el argentino sigue firme en su idea de salir.

El ex del Palermo ya no se siente cómodo en el Allianz Stadium. No ha sabido aceptar que ya no es la estrella del equipo, tras el fichaje de Cristiano Ronaldo el pasado verano.

No solo ha perdido eso. También ha perdido su condición de titular indiscutible. Es más, en las grandes citas se le ha usado como un simple revulsivo y se ha apostado por colocar a Federico Bernardeschi por delante de él. Un varapalo para un jugador que estaba llamado a competir por el Balón de Oro.

A sus 25 años, ‘la Joya’ es consciente de que necesita marcharse de la Juve si no quiere estancarse. Y la directiva ‘bianconera’ no ve con malos ojos la posibilidad de darle salida si a cambio recibe una cantidad importante, pues ya tiene a su sustituto prácticamente cerrado: Federico Chiesa.

100 millones de euros es la cantidad en la que está tasado Dybala. Una cifra importante, pero asumible para los grandes clubes, que podrían llevarse a un futbolista que, cuando ha estado al 100%, ha demostrado ser de los mejores del Mundo en su puesto. 

Entre los interesados estaba el Real Madrid. Florentino Pérez valoraba seriamente lanzarse a por él, siendo la pieza elegida para completar el tridente. Una opción que, en cambio, no acababa de convencer a Zinedine Zidane.

Paulo estaba encantado con la posibilidad de recalar en el Santiago Bernabéu, pero, viendo las dudas que el entrenador galo tenía, ha preferido decantarse por la propuesta de otra escuadra ‘top’: el Bayern de Múnich.

El combinado bávaro ha sufrido de lo lindo este año en Bundesliga y no quiere quedarse atrás viendo los fichajes que su gran rival, el Borussia Dortmund, está realizando. Quiere galácticos y Dybala lo es.

 

El argentino podría ocupar el hueco que han dejado Franck Ribéry y Arjen Robben con su marcha. 85 ‘kilos’ ofrecerían desde el Allianz Arena, una cantidad cercana a lo que demandan desde la directiva ‘bianconera’.

El acuerdo está cercano.