¡Tremendo lío! El enfado de Piqué que deja marca en el equipo de Valverde

El empate ante Osasuna dejó al vestuario tocado pero el cabreo de central aún más

El Barcelona empataba en el Sadar y hacía que el equipo catalán no conozca aún la victoria lejos del Camp Nou antes del parón por las selecciones. No es normal que un equipo como el Barcelona tenga tantas dificultades para ganar fuera de casa pero cuando Leo Messi no forma parte del equipo las dificultades son mucho mayores. El argentino aún no ha debutado en Liga, y ya hay rumores sobre que su lesión es más seria de lo que dijeron en un principio, y eso lo ha notado un Barcelona que fuera de casa está teniendo sus peores números. 1 punto sobre 6.

El equipo catalán ya está a 5 puntos del líder, el Atlético de Madrid. Evidentemente es una cifra muy lejana pero aún queda un mundo. El Cholo lo sabe que ayer llamó a la calma después de conseguir la victoria en el descuento con gol de Thomas. La Liga está loca y todos los equipos están plantando cara a los grandes. El Villarreal consiguió el empate, y casi la victoria, frente a un Madrid que sigue a lo suyo, cosa que no sabemos aún que es.

El Barcelona empató con Osasuna después de remontar el gol inicial de los Navarros. La primera parte del equipo de Valverde, como el propio entrenador vasco reconoció, fue mala. Muy mala. Tras el descanso hizo dos cambios, Rafinha y Semedo, ojo a estos dos nombres en la jornada de hoy, y dio entrada a Arthur y Ansu Fati.  Ambos marcaron. El joven extremo se convirtió en el goleador más joven de la historia culé. Casi nada.

Con 1-2 en el marcador el Osasuna empezó a apretar, el Sadar se hizo gigante y el Barcelona pequeño. Piqué cometió penalti, clarísimo pese a sus quejas, y el Osasuna empató. La tuvo Carlos Pérez al final pero no acertó a batir la portería Rojilla.

Piqué Penalty

Piqué se fue al vestuario muy cabreado, nunca ha sido de hacer autocrítica, y reventó una de las puertas del vestuario del Sadar. Dejó la marca de los tacos en la puerta de una fuerte patada. Ahora puede firmarla y poner “aquí yace la furia del titán “. O bien podía pedir disculpas al club pamplonica. Que disfrutó de una fiesta y saco un punto más en su estadio, donde lleva ya 27 partidos sin perder. Se dice pronto.

La primera gran bronca de la temporada ya ha ocurrido en el Barcelona. Messi sabe que debe volver cuanto antes. Cada día que pasa sin él el equipo crece en sus dudas. Sobre todo lejos del Camp Nou. Sobre todo cuando Piqué se enfurece.