El triple enfado de Leo Messi con Bartomeu que revoluciona el Barça

Y todas tienen nombre propio

Leo Messi ha vuelto de las vacaciones con el guiño fruncido con la directiva del FC Barcelona. El crack argentino no está entendiendo muchas de las decisiones que están tomando los altos cargos de la entidad catalana y cree que podrían tener mucha influencia en el devenir de la temporada.

El caso Antoine Griezmann. Messi no acaba de entender por qué priorizaron el fichaje de un jugador que había faltado al respeto a la entidad azulgrana el verano pasado y en cambio no le den una segunda oportunidad a su amigo Neymar, quien ya ha demostrado que siente los colores cuando viste la camiseta azulgrana.

El caso Junior Firpo. Desde el club se desoyeron las voces que hablaban de que no iba a gustar nada a Leo Messi que trajeran al lateral del Real Betis que lo había insultado en Twitter en diversas ocasiones. El crack argentino cuando fue preguntado no negó a Junior, pero sí que recomendó que fueran a por su compatriota Nicolás Tagliafico, quien tenía un precio similar al del carrilero de origen dominicano, pero desde el club volvieron a hacer oídos sordos.

El caso Neymar. Aunque está relacionado con el de Griezmann en un origen, el caso del brasileño tiene muchas aristas que no están gustando nada a la estrella del FC Barcelona. La cláusula que estarían dispuestos a aceptar para fichar a Neymar y que convertiría al jugador brasileño en el futbolista mejor pagado del mundo en caso de ganar el Balón de Oro, la falta de respeto a muchos miembros de la plantilla que han tenido que ver como sus nombres se han filtrado como partes del trueque que estaría ofreciendo el Barça y el hecho de no poder colocar a Coutinho no acaban de convencer a un Leo Messi que tiene un enfado tremendo.