Triple movimiento que acerca al sustituto de Pogba al Madrid

Los próximos días serán clave

Serán clave porque en el Real Madrid empiezan a pensar que el Manchester United y Mino Raiola no tienen intención de mover a Paul Pogba de Inglaterra. Unos porque prefieren quedarse con el jugador y a cada movimiento de Florentino Pérez se le une otra subida de precio o una negativa; y el otro porque no encuentra una opción suculenta como para forzar al jugador a marcharse.

Aunque Zinedine Zidane considere fundamental al mediocentro francés, también quiere dar los pasos pertinentes para tener a su equipo a punto para el inicio de la Liga y eso pasa por contar con toda la plantilla con suficiente antelación. Si el culebrón se alarga, sería imposible conseguirlo. Y se está alargando más de la cuenta. El presidente le ofrece a Christian Eriksen pero, aunque gusta al galo, no a costa de Pogboom.

Eriksen, con el Tottenham

Con todo, un movimiento venido de España puede precipitar que los acontecimientos se aceleren. Porque el Betis, consciente del interés del Tottenham por Giovanni Lo Celso y ante la perspectiva de recibir 70 millones por él, ahora sí tiene pensado ceder si consiguen al sustituto perfecto, que han encontrado: Nabil Fekir, del Olympique de Lyon. Con Fekir en Sevilla, Lo Celso volaría rumbo a Londres y finalizaría con el vacío que los Spurs tienen en el puesto del danés.

El tiempo pasa y Florentino Pérez cree que es mejor cerrar al mediapunta del Tottenham antes que quedarse sin ninguno de los dos, por lo que si se concreta finalmente el movimiento del club verdiblanco, se lanzará a por él. Pogba llegará o no, pero el Madrid necesita otro jugador creativo en el centro del campo, más con vistas a colocar de una vez por todas a Gareth Bale, James Rodríguez y Dani Ceballos. Aún hay tiempo, incluso para vestir a Eriksen de blanco y lanzarse a por una alternativa de contención en la medular: Milinkovic Savic o Van de Beek. Pero también corre, el tiempo, y lo hace en contra de Paul Pogba, que se aleja del Bernabéu.

Van de Beek, con el Ajax