Se va harto de Luis Suárez y Ernesto Valverde (y no creerás el nombre)

Salida en el Barça

Se acabó. La paciencia de Abel Ruiz se ha terminado. El joven delantero lleva mucho tiempo esperando una oportunidad en el primer equipo, que solo ha llegado en forma de minutos residuales la campaña pasada, cuando ya todo estaba decidido y no había absolutamente nada en juego. Pero, en los momentos decisivos, ha visto que Ernesto Valverde no cuenta con él.

Sin ir más lejos, se pudo comprobar este mismo fin de semana ante el Real Betis de Joan Francesc Ferrer ‘Rubí’. El Barça llegaba con necesidades tras la derrota en la primera jornada, ante el Athletic Club en San Mamés, pero contaba con bajas tan sensibles como las de Ousmane Dembélé, Leo Messi y Luis Suárez, dejando la delantera a cuadros, con Antoine Griezmann como única opción.

El campeón de Europa sub 19, siendo capitán, creía que esta vez sí iba a tener una oportunidad, pero en su lugar se encontró que el técnico extremeño prefirió apostar por otro canterano, Carles Pérez, y por Rafinha Alcántara, que está más fuera que dentro, en el once inicial. Y lo que es peor: ni siquiera le dejaron estar en el banquillo, pues convocaron antes a Ansumane Fati, de apenas 16 años.

Abel no está satisfecho con su situación y ve muy perjudicial para su progresión seguir otro año más en Segunda División B, en el filial de García Pimienta, que lucha por conseguir el ascenso a La Liga SmartBank, donde sí es pieza clave. Por ello, se plantea una salida, bien en forma de traspaso o de cesión, y ya tiene todo prácticamente cerrado con un equipo de La Liga Santander.

 

Y ese es, ni más ni menos, que el Sevilla de Julen Lopetegui. El técnico vasco es un gran admirador de Ruiz, y lo quiere en su plantilla. Allí, solo tendría la competencia del recién llegado Luuk de Jong, pues ni Munir el Haddadi, otro canterano culé, ni Munas Dabbur, también recién fichado del Salzburgo, no le acaban de convencer.

Un lugar ideal para seguir fogueándose.